Desde meses atrás se realiza en nuestra ciudad la ecografía en 4 dimensiones (4D),que por su moderno procedimiento es capaz de registrar, como en una película, al bebé realizando sus movimientos intrauterinos

Hasta hace pocos años, era común la realización de la ecografía 2D denominada clásica, una especie de fotografía en blanco y negro del feto, que debía ser interpretada por el ojo entrenado del profesional, que explicaba a los padres lo que se veía.
En un modelo más nuevo del equipamiento, el transductor realiza un movimiento automático que permite captar gran cantidad de imágenes que, integradas por la computadora, conforman una película que muestra los movimientos que efectúa el feto, la llamada ecografía 4D.
Gracias a recientes desarrollos tecnológicos en Ultrasonografía, al tradicional estudio ecográfico, llamado técnicamente 2D (porque da imágenes en dos dimensiones), ahora es posible agregarle la visualización del bebé en modo tridimensional (3D) y tridimensional con movimiento real (4D) también llamado porque los padres pueden verlo como en una filmación.

La forma de realizar una ecografía 3D/4D no difiere de una ecografía común 2D y que, debido a que el método emplea ondas ultrasonoras, igual que las que viene empleando el método tradicional desde hace 35 años, no implica riesgos para la madre ni el feto.
Si bien es cierto que puede efectuarse en cualquiera de los tres trimestres del embarazo, es a partir de las 12 semanas cuando pueden distinguirse detalles y entre las 24 y 30 semanas cuando se logran las mejores imágenes

La 3D o 4D requiere la misma preparación que para la ecografía clásica, dependiendo de la edad gestacional, y demora aproximadamente unos 30 minutos. No obstante, puede variar en 10 minutos más o menos de un paciente a otro teniendo en cuenta que, primero, se hará una ecografía tradicional, con mediciones, cálculos de edad gestacional, de peso y estudio anatómico, para luego efectuar el estudio ecográfico en 4 dimensiones.

No es un método infalible, pero complementa y potencializa a la ecografía bidimensional y, entre ambas, alcanzan a diagnosticar hasta el 95 por ciento de las malformaciones congénitas visibles. Sin embargo, hay que tener en cuenta que la medicina no es una ciencia exacta, sino que trabaja con variaciones biológicas y es por eso que el error de diagnóstico sigue siendo posible

En el momento actual se está observando una gran demanda de ecografías 3D-4D por parte de las paciente embarazadas. Esto es debido a que tanto la paciente como su pareja pueden observar el feto en volumen, con movimientos en tiempo real, sin falta de que el ecografista tenga que interpretar y explicar lo que se esta viendo en la pantalla. Esto produce una gran emoción y satisfacción a la pareja que comprueba por si misma la integridad del feto, sus movimientos, su cara, brazos, manos piernas.....

Que es la ecografía en 4 dimensiones ( 4D)

Consiste en la adquisición y presentación continua de volúmenes. La denominación de la técnica obedece a que hay cuatro dimensiones involucradas: tres espaciales (el volumen) y una temporal (el momento en que se obtuvo ese volumen). En otras palabras, las cuatro dimensiones que muestra la ecografía son: ancho, largo, espesor y tiempo.

La ecografía permite ver lo mismo que la ecografía 3D pero variando en el tiempo. En obstetricia se utiliza para ver el feto en movimiento.

Es la imagen obtenida por ultrasonidos de un feto que se ofrece en tres dimensiones y en tiempo real, de modo que permite la obtención de una imagen verdadera del feto. En ese momento se está moviendo, se chupa los dedos, se estira, abre y cierra la boca o, incluso, sonríe.

¿Mejora el diagnóstico?
No. Toda embarazada debe tener perfectamente claro que la ecografía 4D no es un nuevo medio de diagnóstico fetal ni una herramienta que mejore la calidad del diagnóstico fetal. De hecho, el diagnóstico fetal se hace por medio de los datos que proporcionan las tradicionales ecografías en dos dimensiones y si se decide la realización de una ecografía 4D es para ver algún detalle o afinar algún aspecto concreto.

En una ecografía 4D no se ve más de lo que se ve en una de dos dimensiones. Se ve mejor. Una embarazada que se hace una ecografía 4D no recibe mejor diagnóstico que una que sigue haciéndoselas por el procedimiento tradicional

¿Qué ventajas tiene?
Su principal ventaja es que al ofrecer imágenes fotográficas del feto permite una mayor precisión en la observación. La ecografía 4D es valiosa para visualizar con mayor detalle problemas que afectan a la piel del bebé, como el labio leporino o la fisura palatina.

Al ofrecer volumen, permite conocer no solo las dimensiones de cualquier órgano, sino el sitio que ocupa en el cuerpo de feto, lo que perfecciona el diagnóstico. La visualización del feto en condiciones de tiempo real es otra ventaja importante de la ecografía 4D, pues permite hacer exploraciones instantáneas.

De todas formas, la ecografía en 4D no es completamente perfecta y la visualización depende de factores determinantes como la anatomía materna o la posición del feto.

Aplicaciones de la ecografía 4D

Si bien la ecografía 4D ha sido popularizada mediante su aplicación en obstetricia para obtener imágenes del feto con una connotación social, desde el punto de vista del diagnóstico existen múltiples aplicaciones menos conocidas y por esto no menos importantes.

A continuación se citan algunos ejemplos

GINECOLOGÍA

- Diagnóstico de malformaciones uterinas: la técnica 4D posibilita la obtención de cortes inaccesibles mediante la ecografía convencional. Como caso particular, se puede visualizar el endometrio en un plano coronal lo cual facilita la identificación de úteros bicornes, bidelfos y arcuatos.

- Control de DIU: siguiendo el mismo principio que en la aplicación anterior, la ecografía 4D aporta información adicional sobre dispositivos intrauterinos.

- Volumetría del endometrio: está comprobado que el volumen del endometrio guarda mayor correlación con la aparición de carcinomas que su espesor.

-Fertilidad: se pueden realizar análisis de formas y medición de volúmenes para detectar el folículo dominante.

- Patología del ovario: Diagnostico de tumoraciones, quistes....

OBSTETRICIA

- Diagnóstico de malformaciones: la mayor utilidad de la ecografía 4D es su aporte en el diagnóstico de malformaciones. Las imágenes superficiales se pueden utilizar para complementar el estudio realizado con ecografía convencional.

- Medición de la traslucencia nucal (TN): la medición de la TN requiere una técnica de muy alta exactitud ya que son valores muy pequeños y pequeñas diferencias en los mismos determinan grandes cambios en el diagnóstico. La presentación multiplanar permite seleccionar con exactitud el plano de corte en el cual se desea medir minimizando el error debido a la dirección del corte

ECOGRAFÍAS EN EL EMBARAZO NORMAL

Es aconsejable al menos 3 ecografías a lo largo de la gestación:

- Una en la 11-13 semanas, llamada de perfiles, en donde distinguimos la cara, ojos, nariz, boca y orejas, piernas y  brazos y podemos obtener una visualización en 360º. En ella se mide la traslucencia nucal

- Una en la 20- 22 semanas, llamada de órganos,en la que se realiza un estudio más detallado del  cerebro, corazón, hígado, riñones, cara, pabellón auricular, columna vertebral, extremidades,  manos y pies.

- Una en la 33-34 semanas, llamada de desarrollo de los órganos, en la que se confirma el crecimiento y buen desarrollo del feto en general. En estas semanas de gestación es ya poco probable llegar a visualizar la cara fetal con claridad debido al volumen fetal por lo que este estudio se realiza principalmente en 2D

En cualquier caso, como ya hemos dicho anteriormente, la visualización depende de varios factores, como la posición y la movilidad del feto, la cantidad de liquido amniótico, la adiposidad materna....Con estas premisas no debe demorarse un estudio 4D mas allá de la 28-30 semanas.